31/07/2021

Un Vaso de leche a su salud… El problema de los “cruderos” y el TLC con UE

Vania Bula Herrera, Montería, noviembre 23 de 2010

Un llamado a la unidad, organización y defensa del trabajo digno es la consigna de los pequeños productores de la capital ganadera de Colombia.

Los efectos colaterales de cualquier acción se definen normalmente como aquellas consecuencias que son imprevistas; lo que queda por definir es: si por imprevisto se entiende imposible de calcular. Si por ejemplo el gobierno nacional propone un TLC con otro país, debería calcular que si se importa maíz de los Estados Unidos, subsidiados por completo, el mercado interno colombiano se desplomara o bien habrá inconvenientes con los cultivadores que viven de su pequeña producción y así existen muchos más ejemplos. Pero su intención no es dañar si no abrir el mercado interno al mundo (Nótese el sarcasmo). Entonces lo que pase con los productores resultan ser efectos colaterales, que por ser colaterales también se usan para exonerar de culpa.

Colombia atraviesa una serie de problemas derivados todos del mismo fondo: la entrega de nuestros recursos y nuestro mercado al capital extranjero, cuya consecuencia “imprevista” es la explicita violación a nuestra soberanía nacional.

Ha pasado con la minería, la política de confianza inversionista del gobierno saliente y que se ratifica en el actual, confiere grandes exenciones a las multinacionales y el pago que estas realizan por regalías es mínimo frente a los devastadores resultados de su explotación. El agro cada día en detrimento, porque hay que garantizar que los TLC`s darán un buen resultado, claro no para el mercado colombiano… de eso se trata la confianza inversionista han dicho algunos: Hay ganadores y perdedores!

En los últimos meses, uno de los brazos de la arremetida ha alcanzado a los vendedores de leche cruda para hervir, con múltiples excusas han argumentado que no es posible que se siga comercializando el producto de esta manera, para lo cual han expedido decretos que prescriben una serie de requisitos que no resultan justas para los productores colombianos, porque no tiene las condiciones para cumplir estos requerimientos; sumemos a esto que los productos lácteos que entrarían a Colombia con los TLC´s están completamente subsidiados, y volvemos a las consecuencias imprevistas. Todo esto promueve un sesgo que garantiza a las multinacionales la comercialización de sus productos sin ninguna competencia, lo que deja en la ruina a los pequeños, medianos e incluso los grandes productores colombianos.

En el Departamento de Córdoba y en el país entero, los productores y vendedores de leche cruda enfrentan esta difícil situación, ya que viven de la comercialización de este producto y se verán profundamente afectados si se implementan estas medidas, que son absurdas según sus propias consideraciones.

A consecuencia del Tratado de Libre comercio con la Unión Europea, los productores de leche en Córdoba están sintiendo que es necesario un llamado a la unidad porque lo que hay que defender a todas luces es su derecho al trabajo, es necesario recordar el porcentaje de empleo que deriva la actividad ganadera en el Departamento. Sin entrar en vigencia el tratado, ya existen medidas que ponen en riesgo el trabajo, por ejemplo un expendedor de leche cruda puede perder el producto si un oficial considera que está violando normas sanitarias o alguna de las medidas que se ha tomado para frenar dicha venta, como les ha pasado a algunos. No es la primera vez que este sector se organiza y reclama sus derechos en Córdoba, ya en una ocasión se han movilizado en defensa de su actividad.

En esta ocasión la organización procura establecer un fuerte y contundente rechazo a los decretos 616 y 2838 de febrero y agosto de 2006 respectivamente, que contemplan no solo requisitos con los que los pequeños productores no pueden cumplir, si no que de manera drástica prohíbe la venta de leche cruda, argumentando medidas sanitarias.

Estos no son más que la bienvenida a las multinacionales, garantizándole el mercado colombiano para la distribución de sus productos pese a la ruina de la producción nacional. Por ello la Asociación Nacional por la Salvación Agropecuaria ha convocado un Congreso de Unidad de la Cadena Láctea Nacional, con el fin de congregar a los afectados, productores y expendedores para tomar medidas frente a la situación que se está presentando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *