24/07/2021

Cada TLC destruye un pedazo del país


Intervención en el debate sobre la intención del gobierno nacional de suscribir tratado comercial con China, Comisión Tercera del Senado, 3 de septiembre de 2012.

Duré años oyendo que había que firmar el TLC con Estados Unidos, así se acabara el agro, porque iba a ganar la industria. Y ahora estoy oyendo decir que hay que firmar los TLC con el Oriente, así se acabe la industria, porque va a ganar el agro. Me recuerda un poco el cuento ese de “ojo por ojo” en el que todos terminaron ciegos. Porque la verdad es que cada TLC destruye un pedazo del país y con ninguno ganamos.
Les hago un llamado muy cordial a los senadores de la Comisión Tercera. No es posible sacar adelante un país con políticas que destruyen unas veces el agro y otras a la industria. Sin producción no hay desarrollo. Está inventado hace muchísimo rato. Lo demás son quimeras. ¿Dónde están las exportaciones industriales a Estados Unidos y Europa? Paja. ¿Y dónde van a estar las exportaciones agrícolas a Corea y a China? He estado estudiando el tema con números en la mano, porque el debate es con cifras, no sigamos con el cuento de que China nos abre un mercado de 1.500 millones de habitantes. No, ¿dónde están las cifras? Ahora ustedes van a oír al ministro y no da cifras. Llevo aquí diez años en esta discusión y los gobiernos no dan una cifra.
Entonces lo que nos está matando al final es no entender algo muy simple: ¿por qué hay tratados de libre comercio? Porque les interesa a los intermediarios de unos bienes y otros y les interesa a las trasnacionales de unos bienes y otros. Entonces, unas veces ganan las trasnacionales del agro y otras las de la industria. Y en Colombia ganan los intermediarios criollos, los beneficiarios de esas relaciones de intermediación. Esa es la explicación de por qué hay tratados de libre comercio. No es porque le convenga a Colombia.
Si algo le ha hecho daño a Colombia es que la economía nacional y sus relaciones sociales se han desarrollado, no de ahora, sino desde siempre, como una especie de lógica de fieras, todos contra todos. No se ha impulsado un proyecto de desarrollo nacional en el que vayamos todos. En el que vaya el agro, vaya la industria, quepan los pobres y los ricos, los unos y los otros, y no todos contra todos y por eso estamos como estamos. Y el libre comercio es llevar la disgregación al máximo. Van a acabar con el agro, con la industria, y los intermediarios de los intereses foráneos se van a seguir enchapando en oro. Pero así el país no va a salir adelante.

Video (2:40): http://bit.ly/RHyzTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *