02/08/2021
Declaración Aprobada por Unanimidad por el Comité Ejecutivo Nacional del Polo Democrático Alternativo:
La llamativa coincidencia entre Gustavo Petro y la extrema derecha para hacerle graves daños al Polo Democrático Alternativo tiene los siguientes antecedentes. Existen pruebas del propósito de las fuerzas más reaccionarias de destruir el proyecto de unidad de la izquierda democrática. Durante la campaña electoral a la alcaldía, Álvaro Uribe sindicó a Samuel Moreno Rojas de vínculos con la guerrilla. Y la Fiscalía General de la Nación descubrió que el DAS montó una “empresa criminal” para promover la división del Polo y meterles en la cabeza a los colombianos que sus dirigentes eran de las Farc y que el alcalde de Bogotá era corrupto. En el momento en que el Comité Ejecutivo Nacional del Polo Democrático Alternativo decidió declararse en oposición al gobierno de Juan Manuel Santos y mantener a Clara López Obregón como presidenta, Gustavo Petro le declaró la guerra al Partido porque no respaldó su aspiración a la presidencia del PDA ni a sus acuerdos, secretos hasta hoy, con Juan Manuel Santos. Ese día nos hizo saber que debíamos ponernos bajo sus órdenes o no habría Polo para nadie. Si no lo dividió fue porque ningún dirigente de la organización lo acompañó en la intentona. Desde entonces anunció que no reconocía a la presidenta del Polo, al Comité Ejecutivo Nacional ni a las direcciones territoriales y estableció una política de alianzas y electoral que no es la del Partido. También por fuera de los estatutos y para usarla como mampara, creó una comisión de bolsillo para supuestamente investigar a la administración de Bogotá, a su alcalde y al senador Iván Moreno Rojas, a quienes había condenado desde antes de formar la comisión. A pesar de que la semana pasada –acompañado apenas de un concejal de Bogotá y un congresista del Polo– no pudo mostrar prueba alguna que justificara sus acusaciones, hecho reconocido por los más diversos analistas, Gustavo Petro persistió en sus agravios, los cuales han amplificado las fuerzas del uribosantismo. No ha habido en Colombia un partido que haya sido más brutalmente agredido por uno de sus dirigentes. El Comité Ejecutivo Nacional toma nota de la decisión de Gustavo Petro de desconocer el Ideario de Unidad, los estatutos y resoluciones del PDA, poniéndose por fuera del Polo, y llama a sus dirigentes y militantes a no acatar ninguna de sus indicaciones políticas. De acuerdo con los principios del Polo Democrático Alternativo, el Comité Ejecutivo Nacional ratifica su disposición de colaborar para que las autoridades judiciales del país y la Comisión de Ética del Polo investiguen a cualquiera de sus dirigentes, en los términos que las leyes y los estatutos del Partido lo determinan. El cúmulo de acusaciones tiene como objetivo la destrucción del Polo y de sus políticas sociales y democráticas en Bogotá, para dejar a Colombia sin la opción de cambio que representamos e imponer el retorno a las viejas políticas retardatarias. Llamamos a nuestros militantes y amigos a movilizarse en defensa de la Alcaldía de Bogotá y del proyecto de unidad de la izquierda democrática, hoy severamente amenazados por las fuerzas regresivas que controlan el país.
Comité Ejecutivo Polo Democrático Alternativo
Clara López Obregón Presidenta
Bogotá, octubre de 2010
La Articulación, Base del Modelo Educativo para Pobres:
La bancada santista acaba de presentar en la Cámara de Representantes el proyecto de Ley 054 por medio del cual se pretende crear el Programa Nacional para el Fomento y Fortalecimiento de la articulación entre la Educación Media, la Técnica y la Superior. La propuesta profundiza la política de articulación que se gestó en el marco de la Revolución Educativa de Uribe expedida en la ley 1064 de 2006. Esta política fue impuesta con el gastado argumento de que pretende disminuir la brecha existente entre los estudiantes de educación media y los que acceden a la educación superior, acceso cada vez más restringido debido a los altos costos en las universidades privadas, a la oferta insuficiente en las públicas y a la escasez de subsidios y de becas. La articulación está dirigida principalmente a los estudiantes de los estratos uno, dos y tres, que son quienes presentan mayores dificultades a la hora de continuar con el proceso de formación superior, y se fundamenta únicamente en las denominadas competencias laborales, desconociendo otras áreas de enseñanza como las artes, las humanidades, o las ciencias básicas, esenciales para una educación integral.

Para tal efecto se establecen convenios con programas de capacitación del SENA o con los centros privados de educación no formal, denominados por la ley 1064 de 2006, de forma eufemística, como “centros para el trabajo y el desarrollo humano”. El SENA, por su parte, la principal institución con la que los colegios han pretendido articularse, tiene una capacidad limitada, tanto en áreas como en recursos, y la tasa de continuidad en la cadena de formación no corresponde a las expectativas planteadas, pues no supera el 40% y da al traste con las publicitadas pretensiones Que se planteaban inicialmente. La educación técnica y tecnológica es una de tantas alternativas válidas que hay en la formación de los estudiantes que cursan los grados décimo y once, siempre y cuando ésta cuente con personal docente cualificado en las áreas de enseñanza, dotación, laboratorios, equipos, talleres, centros de documentación y demás recursos necesarios para una formación de calidad. Las limitaciones que se presentan con el SENA han llevado a que las instituciones educativas deban firmar convenios con los “centros de garaje”. Estos son entidades pequeñas, con bajas tasas de inversión en infraestructura y demás elementos básicos para una formación calificada, con espíritu de ganancia donde la enseñanza juega una función secundaria. La situación de precariedad descrita, causada por la articulación, contrasta totalmente con la educación de élite que reciben los sectores sociales con mayores ingresos. Este modelo, incubado por Uribe y ahondado por Santos, reproduce en el área educativa la desigualdad que se expresa en todos los campos de la sociedad colombiana y, al contrario de la propaganda oficial, antes de cerrar la brecha la agranda por generaciones. Es decir, educación pobre para pobres y educación de alto nivel para ricos.

COLETILLA. El Presidente y los demás miembros del Comité Ejecutivo de FECODE que asistieron el 10 de noviembre al Acto de Lanzamiento de la Política Educativa del Gobierno de JUAN MANUEL SANTOS “Educación de Calidad para la Prosperidad” quedaron registrados en la foto y en los medios audiovisuales al lado del Presidente como si estuvieran dando el apoyo a esta Nefasta Política, prolongación y profundización de la “Revolución Educativa” de Uribe, que tiene como aspectos centrales la Privatización de la Educación Pública y el Exterminio de la Carrera Docente y los Derechos de los Educadores. De nada valieron las advertencias que desde Tribuna Magisterial hicimos y el llamado fraterno a que no le hicieran el juego a la emboscada Santista, porque terminaron votando en el Comité Ejecutivo por 10 votos contra 5, la asistencia a este aparatoso acto propagandístico de la Regresiva Política Educativa Oficial. Los tres miembros del Ejecutivo que pertenecemos a la corriente Robledista del Polo (Álvaro Morales, Elías Fonseca y Medardo Hernández), más los profesores Over Dorado y Rafael Cuello, nos opusimos a esta desastrosa decisión que le puede traer graves consecuencias a FECODE y al Magisterio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *