02/08/2021

Resolución de la XIX Asamblea General Federal

RESOLUCIÓN DE LA XIX ASAMBLEA GENERAL FEDERAL DE LA FEDERACIÓN COLOMBIANA DE EDUCADORES –FECODE- SOBRE COYUNTURA POLÍTICA NACIONAL E INTERNACIONAL
La XIX Asamblea General Federal de la Federación Colombiana de Educadores, en uso de sus facultades legales y estatutarias, y
CONSIDERANDO
PRIMERO. Que la situación internacional actual se caracteriza por la agudización de la crisis del capitalismo, el cual en su fase imperialista impuso desde hace tres décadas el modelo neoliberal, cuya agonía causa estragos en la población mundial. Han sido recurrentes, en ciclos cada vez más cortos, las bancarrotas del capital financiero originadas en procesos especulativos ideados para frenar el descenso de la tasa de ganancia. Para conjurar esta crisis los ideólogos neoliberales trazaron la estrategia de libre comercio que abre las fronteras de todos los países para el ingreso de los capitales y mercancías de las grandes corporaciones multinacionales, lo cual ha propiciado la ruina de las economías en las naciones débiles y dependientes de los países más poderosos, aumentando la secuela de miseria, desempleo, despojo de derechos laborales y sociales de los trabajadores y la gran mayoría de la población.
SEGUNDO. Que los efectos de la crisis en los países del Hemisferio Norte se han descargado sobre todo el sistema laboral y el conjunto de derechos que habían alcanzado los trabajadores de las naciones desarrolladas, originando oleadas de alzamientos y protestas en donde se han hecho los recortes más drásticos, como en Grecia, Portugal, Francia, España, Italia, Irlanda. Hasta la superpotencia norteamericana de los Estados Unidos ha contemplado populosas movilizaciones y huelgas de empleados públicos, maestros, inmigrantes y sectores afectados por las medidas de austeridad.
TERCERO. Que los trabajadores y los pueblos de la mayoría de países del mundo, en especial aquellos que sufren con mayor intensidad los desastrosos efectos de la crisis global del modelo neoliberal imperialista levantan movimientos de resistencia y confrontación a los gobiernos y a los poderes imperiales que imponen las medidas de ajuste que agudizan la crisis
CUARTO. Que el hermano pueblo venezolano acaba de perder a su líder, el conductor de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, destacado luchador antimperialista cuya trayectoria y liderazgo se constituyen en ejemplo para los pueblos latinoamericanos y el conjunto de los pueblos oprimidos
QUINTO. Que Colombia no escapa a la tendencia mundial de crisis, y a contrapelo de la tesis oficial de supuestos blindajes de nuestra economía, las medidas gubernamentales de libre comercio, confianza inversionista, prosperidad para los ricos, sólo atinan a profundizar más la dependencia, el atraso y la debilidad endémica del aparato productivo nacional. La locomotora minero-energética transita solo por el carril de salida: entrega incondicional de nuestros recursos naturales a los grandes consorcios extranjeros con regalías de miseria, efectos ambientales desastrosos, baja generación de empleo, tercerización y desconocimiento de los derechos de asociación y negociación colectiva. Estímulos y exenciones tributarias a granel y contratos leoninos constituyen el trato preferencial que el sumiso gobierno les da a las multinacionales, con incidencia en la revaluación del peso que miserabiliza las exportaciones y facilita las importaciones contribuyendo a la agonía de la producción industrial y agropecuaria. Saqueo del carbón, el níquel y demás minerales estratégicos, privatización de Ecopetrol, proliferación de macroproyectos hidroeléctricos, son ejes de esta política antinacional que merece el repudio generalizado.
SEXTO. Que lo mismo ocurre con la desenfrenada carrera gubernamental por suscribir tratados de libre comercio. A los de EEUU, Canadá y otros países del continente le siguen los de Turquía y Corea del Norte; vendrán luego los de China, Japón y todos los que resulten. Esta proliferación de tratados “sin ton ni son”, al decir de algunos analistas del sector empresarial, no considera el retraso en infraestructura, tecnología y productividad, que nos pone en desventaja frente a los poderosos “socios” y convierten en vana ilusión el tan mentado “mercado de millones de compradores” cuando ni siquiera tenemos respuesta a la pregunta elemental: ¿qué productos colocaremos en ese mercado?
SEPTIMO. Que la concentración de la riqueza, la flexibilidad tributaria con los grandes capitales, las gabelas a las grandes transnacionales para que saqueen nuestro trabajo y nuestras riquezas, entre otros factores, han aumentado la pobreza, la informalidad y el desempleo, ubicando a Colombia en el deshonroso podio de los países más inequitativos de América y el mundo.
OCTAVO. Que la agenda legislativa de la Unidad Nacional, la coalición con la que el presidente Juan Manuel Santos controla el Congreso, continúa la tradición de clientelismo y corrupción, como se constató en la fracasada reforma a la justicia que era un esperpento de favores mutuos entre los órganos legislativo y judicial, que gracias a las valerosas denuncias de los sectores de oposición, periodistas y analistas independientes y a las movilizaciones de indignación que despertó, debió ser abortada luego de que el Congreso la había aprobado a pupitrazo limpio.
NOVENO. Que otros proyectos legislativos igualmente lesivos pululan en la agenda de gobierno, como la nueva reforma al sistema de salud y seguridad social, en vez de resolver de una vez por todas los estragos causado a la salud de los colombianos por la nefasta ley 100 de 1993, busca un nuevo apancalamiento de los parásitos del capital financiero conocidos como EPS; la nueva reforma pensional, que se presenta como novedosa porque no toca la edad de jubilación, ni las mesadas, ni la cotización, sino que elimina regímenes especiales como el del magisterio y reduce la participación del Estado en la financiación del sistema de pensiones al proponer que sólo se otorgue el subsidio actual a las pensiones de un salario mínimo y obliga a quienes tengan expectativas de mejores mesadas a afiliarse a los fondos privados y entregarles sus ahorros para tratar de asegurar una vejez en condiciones de dignidad; y no sólo entrega este nuevo segmento del mercado a la voracidad del capital financiero sino que trata de engañar al país diciendo que extiende las pensiones a quienes no tienen ingresos suficientes para cotizar, con el sistema llamado Beneficios Especiales Permanentes –BEP-, que se aproxima a unos $70.000 mensuales y además se canaliza a través del sistema financiero privado, que con ello acrecienta aún más sus exorbitantes ganancias.
DECIMO. Que la violación de los derechos sindicales por parte de patronos y gobierno sigue siendo el pan de cada día: se obstaculiza el libre derecho de asociación, se impide o se restringe el ejercicio del derecho de negociación colectiva en el sector privado y se evade concederlo en el sector público con normas recortadas, engañosas y unilaterales como el decreto 1092 de 2013. Similar panorama se presenta en el terreno de los derechos humanos: continúa el asesinato de sindicalistas y de docentes, proliferan las amenazas a los agremiados, la impunidad sigue campeando, no hay reparación a las víctimas ni a las organizaciones sindicales afectadas, continúa la estigmatización y señalamiento a los líderes y a las organizaciones sociales y políticas que se oponen al régimen. En razón de ello exigimos al gobierno la derogatoria del Decreto 1628 de 2012.
UNDECIMO. Que un nuevo elemento político surgió en el panorama nacional con el inicio formal de conversaciones entre el Gobierno Nacional y las FARC encaminadas a la negociación de una paz que supere de una vez por todas el conflicto armado que se ha prolongado por más de medio siglo.
DUODECIMO. Que en materia educativa se viene imponiendo desde hace un poco más de una década una profunda contrarreforma en los aspectos económico, administrativo, laboral y curricular, inspirada en las recomendaciones del Banco Mundial, que golpea profundamente a la educación pública imponiendo las bases de su privatización, y arrasa con los derechos profesionales, laborales, prestacionales y sindicales de los docentes. Los gobiernos de Pastrana y Uribe aprobaron en 2001 y 2007 las bases constitucionales de esta contrarreforma, las leyes y decretos que iniciaron su implementación (Ley 715 de 2001, Ley 812 de 2003, Ley 1294 de 2009, Decreto 1278 de 2002, Decreto 1850 de 2002, Decreto 2355 de 2009 y otros tantos decretos, resoluciones circulares y directivas ministeriales).
DECIMOTERCERO. Que el gobierno de Juan Manuel Santos ha profundizado esta contrarreforma neoliberal, como se puede constatar en su Plan Nacional de Desarrollo (Ley 1450 de 2011) con medidas como: eliminación del preescolar y desplazamiento de esta responsabilidad a las familias e instituciones privadas contratadas por Bienestar Familiar bajo la modalidad de “alianzas público-privadas”; imposición de controles e intervenciones para la formación de competencias y Tics, en contra de la autonomía escolar y la libertad de cátedra; plantelización de gestión y manejo de recursos de calidad y gratuidad por las rectorías como paso previo a la plantelización total; aumento arbitrario de las jornadas laboral y educativa y aumento de facultades a directivos docentes para ejercer control policivo asfixiante sobre las actividades de los docentes; profundización de la privatización por concesión y por convenios con particulares. Adicionalmente, en las reformas tributaria, de la salud y de las pensiones se golpes al magisterio y sus derechos de régimen especial.
RESUELVE
ARTÍCULO 1°. FECODE saluda las luchas de los trabajadores y los pueblos del mundo contra el gran capital y el imperialismo, las hace suyas y pugna porque los sectores oprimidos de Colombia se sumen a la corriente mundial de lucha por la libertad y la democracia.
ARTÍCULO 2°. La XIX Asamblea Federal lamenta el fallecimiento del Presidente venezolano Hugo Chávez Frías, exalta su liderazgo antimperialista y hace votos porque el pueblo venezolano continúe por la senda que le trazó su fallecido líder.
ARTÍCULO 3°. En el contexto nacional juiciosamente analizado por los delegados, la XIX Asamblea General de FECODE RATIFICA su oposición frontal a la política económica, laboral, educativa y social del gobierno de Juan Manuel Santos y llama a sus sindicatos filiales y a los docentes en ellos agrupados, lo mismo que al conjunto del movimiento sindical y social a profundizar la resistencia a estas políticas, la unidad de acción y la movilización por la defensa de la educación pública y los derechos más sentidos de los docentes, la comunidad educativa y de los trabajadores colombianos.
ARTÍCULO 4°. La Federación hace suyas las propuestas provenientes de diferentes sectores políticos encaminadas a impulsar la construcción de un gran Frente político de la izquierda y los sectores democráticos que tenga como mira inmediata las elecciones parlamentarias y presidenciales del 2014 y que, sobre la base de un programa encaminado a derrotar las pretensiones de retorno uribista al poder, la reelección de Juan Manuel Santos, y pugnar por restaurar la democracia y restaurar la soberanía, proponga listas de candidatos al Congreso y busque unificarse en torno a una sola candidatura presidencial, que se consolide como verdadera alternativa de poder ante el desastre en que han sumido al país los gobiernos oligarcas y proimperialistas.
ARTÍCULO 5°. FECODE saluda el proceso de diálogos que el gobierno nacional adelanta con las FARC-EP en La Habana, se suma a las voces que solicitan ampliarlo a otros sectores insurgentes y a las que claman porque que culmine exitosamente hasta llegar a la negociación de una paz duradera que propicie un ambiente favorable a las luchas y reivindicaciones de sectores democráticos como el movimiento sindical. 
ARTÍCULO 6°. Los educadores agrupados en los sindicatos filiales de esta Federación deberán organizar su participación plena en las tareas trazadas en el Plan de Acción aprobado por esta misma Asamblea, que tiene como objetivos el apoyo total al Pliego Nacional Unificado de los Trabajadores Estatales, al Pliego Nacional del Magisterio, a los pliegos departamentales y municipales y a la discusión que la Comisión Negociadora adelantará para defender la propuesta magisterial de un Estatuto Único Docente, basado en la derogatoria del 1278 y la consecución de los principales derechos laborales, profesionales, sindicales y políticos de los maestros, en el marco de la Comisión Tripartita Gobierno-Congreso-Fecode.
ARTTÍCULO 7°. Los sindicatos filiales deberán coordinar las acciones reivindicativas de los docentes con las de otros sectores que se movilizan, en primer lugar con los estudiantes de la MANE en procura de la educación pública superior gratuita y de calidad al servicio de la Nación, y también con sectores que en los últimos tiempos han inundado las calles y carreteras colombianas con sus propias demandas como los cafeteros, cacaoteros, arroceros, camioneros, campesinos, indígenas, trabajadores del carbón, defensores de los páramos y el agua etc.
ARTÍCULO 8°. Para la consecución de los objetivos específicos del sector que agrupamos, el magisterio deberá prepararse para que, en el evento de que el gobierno nacional no atienda positivamente nuestras reclamaciones, organicemos y llevemos a cabo el PARO NACIONAL INDEFINIDO, máxima forma de lucha que históricamente ha sido utilizada por nuestro gremio en la lucha reivindicativa. Esta lucha deberá ser coordinada con las de los sectores sindicales y populares que enfrentan las políticas nefastas del gobierno de Santos, para logra que el PARO vaya más allá de las aulas escolares e involucre a todos los sectores en conflicto.

Dada en Paipa a los siete (7) días del mes de  marzo de 2013 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *