06/12/2021

INFRAESTRUCTURA Y ALTERNANCIA

Bogotá D.C., 09 de abril de 2021, Tribuna Magisterial.

El Gobierno Duque sindica a Fecode de ser maximalista, de exigir demasiado en lo atinente a las condiciones para volver a la presencialidad por medio de la estrategia de la alternancia y se autoproclama campeón de la generosidad  porque dio o dará 400 mil millones que no alcanzan para garantizar la seguridad de la comunidad educativa. Pero el Gobierno se negó a la revisión conjunta  de las instituciones educativas para establecer de manera fehaciente las condiciones. Le correspondió al magisterio hacer el estudio: “De acuerdo al reporte de las 1.023 instituciones, se logró demostrar que el 61% de las zonas rurales y 38,6% de lo urbano aún no cuentan con las condiciones para implementar el modelo de alternancia. de otra parte, en el momento de verificación de protocolos por instituciones el 74,6% de los participantes manifestaron que los protocolos no fueron aprobados por los consejos directivos lo que significa que en los colegios en dónde se inició con el modelo de alternancia se vulneró la autonomía escolar, adicionalmente el 66,1% reportó no tener servicio permanente de agua potable, el 56,6% refirió que no se cuenta con una adecuada ventilación, mientras el 58,3% aseguró que no hay ventilación cruzada en espacios cerrados” (1)

Dice el estudio que es de resaltar que los departamentos con mayor participación en estas listas de chequeo fueron: Santander con 114 instituciones, el Huila con 101, Antioquia y Valle del Cauca con 56, Tolima con 40, Caquetá y Cundinamarca con 16, caldas, bolívar, y Bogotá con 13 sedes, Boyacá con 12, norte de Santander, Arauca y Cesar 11, Chocó y Meta 6, guajira y cauca 3 y putumayo 2. En lo que refiere a la lista de chequeo diligenciada por aula sobresale que el 90% de las instituciones públicas no tienen puntos de desinfección, el 95% no cuenta con demarcación de medidas de higiene y bioseguridad, el 85% carece de un sistema de ventilación, el 80% no permite el distanciamiento físico de personas de mínimo 1.5 metros, el 90% no tiene contenedores de basura en las aulas para separar los residuos y las sedes educativas se encuentran por debajo del 80% de conectividad.

Cada vez más sectores y administradores solicitan la vacunación de los maestros y el personal administrativo. Hasta El Tiempo en su editorial de 8 de abril le pide al gobierno “la pronta vacunación de los educadores”.

La solución del grave problema de infraestructura está plasmado en el acuerdo de 2019 con Fecode y en el Plan Nacional de Desarrollo desde antes de la pandemia. Ahora bien, resolver la situación de la infraestructura es clave en el esfuerzo por mejorar la educación. Al respecto Hernando Bayona Rodríguez llega a una importante conclusión, “colegios con mejor infraestructura reducen las tasas de repetición de sus estudiantes. Estos resultados son robustos en diferentes especificaciones. Esto es consistente con la evidencia que sugiere que mejores ambientes escolares generan mejores procesos educativos” (2). Habría que añadir que en el impacto negativo de la pandemia, tiene peso, además del pésimo estado de la infraestructura, la falta de conectividad y de velocidad de banda, cuya responsabilidad recae exclusivamente sobre el Gobierno Duque.

“En el año 2014 el Ministerio de Educación Nacional realizó a través del Sistema Interactivo de Consulta de Infraestructura Educativa (SICIED) una encuesta que respondieron rectores sobre 9.176 sedes educativas que arrojaron datos como: “el 25.5% de las sedes deben ser reubicadas o deben recibir adecuaciones porque se encuentran en situaciones de riesgo como inundaciones. La infraestructura reportada tiene entre 40 y 60 años de antigüedad. Además, cerca del 78% de las sedes que respondieron la encuesta se encuentran en el sector rural. Esto se relaciona con deficiencias en la disponibilidad y prestación de los servicios públicos, donde 2,3% no cuentan con ningún servicio público, 5,5% solo tienen pozo séptico, 2,5% solo cuentan con energía eléctrica, otro 0,4% solo cuenta con un servicio público y al 87,2% le falta al menos uno de los servicios por los que se indagó”.(3) El Conpes 3831 confiesa que en,  “general, la encuesta muestra que la infraestructura educativa actual no cuenta con las condiciones adecuadas para la prestación del servicio público de educación”.

Para 2015 se calculaba un déficit de. 51.134 aulas para Jornada Única con un costo de aula ampliada  de 180,3 millones de peso.

Ese año 2014 “había en Colombia 12.051 instituciones escolares públicas, las cuales funcionaban en más de 30.000 sedes y atendían a 8.655.079 estudiantes. Para el año 2019 el presupuesto para inversión en infraestructura educativa del Ministerio fue de apenas 432.235 millones” (4) lo que daría, si se dividiera en partes iguales, 35 millones por institución educativa, una suma miserable.

a el bienio 2019-2020 presenta el Ministerio como un gran logro el mejoramiento de 12.690 aulas que servirían para 380.000 estudiantes aproximadamente. La presentación por aulas le permite al gobierno ocultar las enormes carencias en las zonas deportivas, laboratorios, bibliotecas, emisoras, áreas administrativas y las consecuencias ya señaladas sobre la repetición.   Como si esto fuera poco se destapó el escándalo de la contratación por medio del Fondo de fomento de la infraestructura educativa que se le había presentado al país en el Conpes 3831 como la solución a los problemas de contratación y financiamiento. Con ese fondo el Gobierno Santos contrató la construcción de 248 colegios con una empresa portuguesa en 2016. Hasta la fecha sólo se han construido 17.  (5) De ahí que la situación de la infraestructura haya empeorado. El Conpes 3831 había puesto como meta para el 2030  construir 51.134 aulas para la Jornada Única, lo que no fue más que demagogia. Lo que si va en serio es la privatización de la educación so pretexto de la infraestructura con el régimen de las Asociaciones Público Privadas.

“El Ministerio de Educación Nacional (MEN) aseguró que (en 2021) es el segundo sector con mayor ejecución de recursos provenientes de regalías, con aproximadamente dos billones de pesos y 482 iniciativas. Adicionalmente, a través del Programa de Obras por Impuestos se lograron proyectos para dotación e infraestructura por más de $147.000 millones”(6) Esos dos billones ciento cuarenta y siete mil millones servirían para invertir en infraestructura en cada colegio ciento setenta y ocho millones, que no resuelve ni siquiera la grave situación de que la mayoría de los colegios no cumplen con las normas de sismo resistencia.

El Gobierno de Duque incumple los acuerdos con Fecode suscritos en el 2019 de hacer la reforma constitucional para aumentar real y progresivamente los recursos del SGP, entre otras cosas, para resolver la brecha de infraestructura . Tratar de inculpar a Fecode de los descalabros y el desastre vigentes es absurdo

(3) https://www.semana.com/opinion/columnistas/articulo/colegios-en-mal-estado-frenan-la-educacion-por-angel-perez/226227/

(4) https://img.lalr.co/cms/2018/10/23202404/Inside-Mineducación.pdf

(5) https://diariolalibertad.com/sitio/2020/05/14/escandalo-por-contratacion-para-construccion-de-colegios-publicos-en-colombia/

(6) https://www.portafolio.co/mas-contenido/presupuesto-para-la-educacion-en-colombia-para-2021-547750

 

TRIBUNA MAGISTERIAL
Victoria Avendaño, Diógenes Orjuela, Timoteo Romero, Humberto López, Elías Fonseca y Francisco Torres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *