31/07/2021

Enfrentar unidos la crisis sanitaria del COVID 19

Bogotá D.C., marzo 20 de 2020, John Granados Rico.

La pandemia causada por el COVID-19, ha generado consecuencias muy negativas a la economía mundial, además ha afectado drásticamente la vida cotidiana de todos y todas. Por lo tanto, es importante conocer una serie de aspectos generales sobre la pandemia del COVID – 19 para poder atender esta crisis, y lograr la menor afectación al pueblo colombiano.

El doctor William Shaffner y la doctora Amy Compton-Phillips, en una entrevista concedida a la BBC, señalan que el COVID – 19 es principalmente un virus respiratorio, que inicia infectado la garganta y posteriormente las vías que conducen a los pulmones, que la infección pude trasladarse por el tracto digestivo hasta el recto. En cuanto a los síntomas el artículo explica que los más comunes son cansancio, fiebre y tos seca, pero se pueden presentar otros como dolores, congestión nasal, dolor de garganta y diarrea. ( https://n9.cl/aahk ).

Por su parte el médico infectólogo Guillermo Prada, para el diario El Tiempo, explica que el virus se contagia con mucha facilidad; principalmente a través de las microscópicas gotas de saliva que se expulsan cuando hablamos, las cuales pueden alcanzar dos metros de distancia; en el aire el virus puede sobrevivir hasta tres horas y en superficies de plástico o acero inoxidable hasta cuatro días. Para evitar el contagio lo mejor es lavarse las manos con frecuencia, evitar saludar de mano o de beso y evitar estar en aglomeraciones de gente, y si una persona tiene los síntomas debe quedarse en casa, llamar a la línea recomendada en su región para atender la emergencia, y seguir las mismas recomendaciones, pero si la fiebre es persistente y los síntomas empeoran debe asistir al servicio de urgencias. ( https://n9.cl/5vey )

Así mismo es importante tener claro que la única forma de confirmar los casos de personas portadoras del COVID – 19 es mediante un examen clínico, en este sentido, las cifras oficiales indican tan solo el número de casos confirmados clínicamente y no el total de personas que han sido contagiadas por el virus, de lo anterior se puede concluir que el numero de portadores del virus es mayor al número de casos confirmados. (https://ourworldindata.org/coronavirus)

La experiencia de China y de Corea del Sur indican, que los gobiernos deben tomar decisiones drásticas para atender la crisis, así afecten a sectores de la economía, como restringir la libre circulación de personas por espacios públicos, aeropuertos, fronteras terrestres o marítimas, disponer de mayores recursos para confirmar los casos de contagio, adecuar el sistema hospitalario para atender de manera oportuna los casos más graves de infección y realizar muestras aleatorias a la población para confirmar casos, para aislarlos, atenderlos clínicamente y contener la propagación. Además, los ciudadanos deben evitar al máximo interactuar con otras personas e implementar rigurosos cuidados de higiene personal hasta que se controle la pandemia y las cifras evidencien una disminución del número de casos confirmados.

Sin embargo, Ante la evidencia internacional, el presidente Iván Duque ha actuado de manera irresponsable al no tomar con prontitud las medidas, anteriormente enunciadas, y al no destinar los recursos necesarios para identificar y confirmar los casos de personas contagiadas por el virus. Por el contrario, ante los primeros brotes que se presentaron en los países europeos y los E.EU.U., el gobierno no adelanto ninguna estrategia para identificar los síntomas en los viajeros procedentes de dichas naciones y, no tuvo iniciativa para mejorar las pésimas condiciones del sistema de salud colombiano para prevenir, atender y contener la pandemia en el territorio nacional.

Para ver la gravedad de los hechos, se debe comprender que la tasa de crecimiento de casos confirmados por el COVID – 19 en nuestro país es preocupante. El 6 de marzo se confirmó el primer caso, el 13 de marzo se confirmaron 9 casos y el 17 de marzo la cifra había aumentado a 75, lo que indica que, durante el 13 y el 17 de marzo, los casos confirmados aumentaron 8,3 veces, evidenciando una tasa de crecimiento muy rápida en comparación con la presentada por otros países en un periodo de tiempo similar y según los expertos el pico de mayores contagios confirmados todavía no se ha presentado en el país. El científico colombiano Nicolás Avilán estudiando el comportamiento de la pandemia, estima que en Colombia la cifra de contagios superara los 10.000 entre el 26 de marzo y el 2 de abril.  (https://n9.cl/vc9h )

A lo anterior se suma las pésimas condiciones de la infraestructura hospitalaria pública y privada del país. El Colegio Colombiano de Electrofisiología Cardiovascular señala en un comunicado realizado el 16 de marzo que “con el trabajo actual, tenemos una alta ocupación hospitalaria, que será de nuestros servicios en el momento que explote la demanda de camas por pacientes graves por el virus”, señala que Colombia tiene 170 camas por cada 100.000 habitantes, mientras que, en Italia la relación es de 318. En el país hay 5.684 Unidades de Cuidados Intensivos, las cuales no están disponibles en su totalidad porque están ocupadas por pacientes en condición crítica o no están en servicio por falta de mantenimiento, el panorama empeora cuando en muchas ciudades de Colombia no cuentan con UCI y que la relación de personal médico por habitantes es extremadamente baja.  (https://n9.cl/vc9h )

A la crisis económica mundial, se le ha sumado la pandemia causando inmensas perdidas en los mercados internacionales, impactando fuertemente la economía colombiana que se encuentra expuesta por la dependencia a la inversión extranjera indirecta, a las exportaciones de materias primas y el desmantelamiento del aparato productivo industrial y agrícola nacional, dejando al país vulnerable ante la volatilidad de los precios del petróleo y del dólar. La destrucción de la industria nacional implica que Colombia no tiene la capacidad de producir los insumos necesarios para diagnosticar y tratar los pacientes contagiados, quedando el país condenado a los excedentes de la producción de las otras naciones que cuentan con un aparato productivo propio.

El único camino que tenemos los colombianos es seguir las principales recomendaciones para evitar contagiarse del COVID-19, las cuales son; no salir de casa, lavarse las manos frecuentemente, no saludar de beso o con la mano y si se identifican síntomas (tos seca, fiebre y cansancio) avisar a las autoridades y aislarse para no contagiar a otras personas. Finalmente, al presidente exigirle que implemente las medidas exitosas de otros países para contener el contagio y que desarrolle políticas económicas que salvaguarden el empleo, que alivien las obligaciones tributarias y financieras de los y las colombianas y que también garanticen liquidez a los sectores más vulnerables de la sociedad para que puedan adquirir los productos básicos para su subsistencia.

En esta oportunidad nos debemos unir para superar la pandemia, una vez superada, nos debemos unir para derrotar las políticas de Duque orientadas por la OCDE y el FMI.

 

Tribuna Magisterial Bogotá

Luisa Fernanda Ospina
John Granados
Ruby Toro
Luisa Pinzón
Belén Rocha
Natalia Barrios
Yenny Roa
María Antonieta Cano
Albert Serrano
Alejandro Socha
William Villamil
Víctor Beltrán

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *