04/08/2021

Bogotá D.C., 13 de julio 2021

Un año es un lapso de tiempo muy largo, trescientos sesenta y cinco días y seis horas, cientos de miles de minutos y millones de segundos, mucho tiempo cuando nos hace falta de manera indecible una  persona que recogía en sí misma, en las ideas que la animaban y en su incesante trabajar tantas cosas maravillosas a la par que tanta juventud.

Empiezo a hablar de Luisa Fernanda con un dolor que no ha amenguado un ápice desde el día en que se nos vino encima el mundo a las palabras de,

—Se murió Luisa,

Y así fue, en un instante sé murió yéndose entre los mil proyectos que tenía.

Siendo sentimiento común de quienes la conocieron, los más afortunados, cuando comenzó como maestra de escuela en la cordillera, de su alegría y orgullo de serlo, porque en ella brillaba con notoria intensidad la humildad,  la pasión por guiar a sus estudiantes en el camino de la ciencia, a sus compañeros maestros en las luchas del gremio por la educación pública y los derechos del maestro y a los  colombianos por recuperar la soberanía nacional.

Estaba destinada a grandes cosas. Fue directiva del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Quindío, su presidente y secretaria de relaciones internacionales del Comité Ejecutivo de Fecode. La mujer más joven que ha llegado a la máxima dirección de la federación colombiana de trabajadores y trabajadoras de la educación, no por roscas o intrigas sino por el reconocimiento de su capacidad, de su inteligencia y de la reciedumbre de su corazón que suscitaba en todos la esperanza  como si fuera una antorcha destinada a alumbrar caminos.

Pero, ¡Ay!, su vida iba a ser demasiado corta como que nos iba apenas a iluminar un estrecho pedazo de tierras. Quizás ella lo presentía y redoblaba su trabajo para cumplir con la pesada carga que llevaba, pero nos corresponde a nosotros terminar los trabajos de Luisa Fernanda..

¡Luisa Fernanda, vives hondamente en nuestros corazones!

 

FRANCISCO TORRES MONTEALEGRE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *