31/07/2021

Eliminación del preescolar, currículo único, recorte de la planta docente y plantelización propone el plan nacional de desarrollo

Álvaro Morales Sánchez, Editorial de Tribuna Magisterial, 6 de marzo de 2011

El Proyecto de Ley 179 de 2011 por el cual se adopta el Plan Nacional de Desarrollo del cuatrienio de Juan Manuel Santos contiene una serie de artículos referidos a la educación, que profundizan la política neoliberal de entrega de recursos del Estado a mercaderes privados para que se encarguen de la prestación del servicio educativo. He aquí la descripción de los que, a nuestro modo de ver, son graves atentados contra la educación pública contenidos en el Plan Nacional de Desarrollo:

1. Eliminación del nivel educativo preescolar de tres años que fue ordenado por la Ley General de Educación, para ser sustituido por la denominada Atención Integral a la Primera Infancia, un programa que impulsa la focalización de la atención del Estado a niños en edades entre la gestación y los cinco años y once meses, en el cual la educación es apenas un componente marginal. Se plantean “alternativas de participación público-privadas en el desarrollo de infraestructura, la prestación de servicios y otras actividades pertinentes para el desarrollo y consolidación de la estrategia de atención integral a la primera infancia”, lo que en otras palabras quiere decir privatización de la atención de los niños entre 0 y 6 años (Artículos 75 y 76 del PL 179 de 2011)

2. En un proceso de vuelta al currículo único establece que a los planteles educativos con resultados inferiores en las pruebas SABER se les aplicará un currículo básico definido por el Ministerio de Educación Nacional, que “quedará a disposición de los otros establecimientos educativos del país que lo quieran utilizar en el marco de su autonomía”, lo cual equivale a todo lo contrario, es decir, a la eliminación de la autonomía escolar que fue conquistada por el magisterio tras la dura lucha de 1993 que culminó con una Ley General de Educación cuyos rasgos principales fueron concertados entre el MEN y FECODE (Artículo 77 PL 179 de 2011)

3. Se establece como política central de la descentralización de los recursos del Sistema General de Participaciones la entrega directa de las transferencias a los planteles educativos, cristalizando el sueño de la política neoliberal planteado desde los inicios del gobierno de César Gaviria hace 20 años, la plantelización de la educación, el camino más expedito hacia la privatización definitiva de la educación pública (Artículos 78, 79, 81 PL 179/11)

4. Racionalización de las plantas de personal (léase recorte de los empleos docentes), contratación con el sector privado para la prestación del servicio educativo y entrega de responsabilidades financieras a las entidades territoriales certificadas son otra característica central en lo que a educación concierne dentro del Proyecto de Ley del Plan Nacional de Desarrollo de Juan Manuel Santos (Artículo 82 PL 179 de 2011).

Todo lo anterior, sumado a la formulación de que la educación está al servicio de los intereses del mercado, planteada varias veces por la ministra de Educación María Fernanda Campo, no hace más que confirmar lo dicho por Tribuna Magisterial desde los inicios del actual gobierno, que en materia económica, social y educativa Santos I es igual o peor que lo que hubiera sido Uribe III.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *