31/07/2021

Respaldo de la Coordinación Departamental del Polo Cundinamarca al Comité Ejecutivo Nacional y a su presidenta Clara López Obregón

Bogotá, noviembre 3 de 2010

El Comité Ejecutivo Nacional reunido el 25 de Octubre de 2010, declara que: Existen pruebas del propósito de las fuerzas más reaccionarias de destruir el proyecto de unidad de la izquierda democrática. Durante la campaña electoral a la alcaldía, Álvaro Uribe sindicó a Samuel Moreno Rojas de vínculos con la guerrilla. Y la Fiscalía General de la Nación descubrió que el DAS montó una “empresa criminal” para promover la división del Polo y meterles en la cabeza a los colombianos que sus dirigentes eran de las Farc y que el alcalde de Bogotá era corrupto.

Esta verdad la conoce Colombia porque soportó ocho años de autoritarismo con la falaz seguridad democrática, como garantía a la codicia de saqueo y extorsión de la confianza inversionista, sello que caracterizó al comportamiento mafioso promovido con un estilo mediático en el que la ética y la lealtad al trabajo honrado, fueron pisoteados y erradicados como normas civilizadas. Surgirá de las entrañas del pueblo la fuerza transformadora, que como lo consigna el Ideario de Unidad del Polo, liquide la avaricia de los negocios de la globalización y establezca una nueva democracia.

El vástago de la élite bogotana que reemplazó a Uribe, es un genuino heredero que conducirá los negocios del libre comercio, sorteando las profundas dificultades de la crisis del modelo, ejecutándolos con buenos modales y mejorando el trabajo sucio que su jefe implantó. No le queda otro camino al gobierno de Santos, que fingir un estilo distinto, para cumplir el papel asignado por sus mentores de Washington, afanados por conjurar la intromisión de sus competidores en su patio trasero, cada día fuera de su control.

No habiendo conseguido Uribe su propósito de dividir y destruir al Polo mediante todo tipo de conspiración, ahora, cuando se acercan las elecciones para alcaldías y gobernaciones, y los crímenes promovidos desde la casa de Nariño están en el ojo de la justicia, Gustavo Petro ha decidido aprovechar el momento para romper la unidad del Polo agitando la bandera de la corrupción en la Alcaldía de Bogotá y generando un grave daño a la única fuerza que le ha declarado la oposición al gobierno de Santos. Su proceder es un abierto desafío al partido, en respuesta a su infructuosa aspiración a ser nombrado presidente del Polo, con la intensión manifiesta de cambiarle de rumbo y ponerlo al servicio de la unidad nacional uribosantista, bajo el argumento maniqueo y rebuscada maniobra, de que Santos es diferente a Uribe, porque el uno representa la fuerza de la oligarquía urbana civilizada y el otro es un terrateniente de la parapolítica que se opone a sus propuestas de tierra, víctimas y agua, coincidencias que dicen tener los petristas con Santos.

Cualquier militante tiene derecho a ejercer la crítica o el control político a los dirigentes del Polo o a los funcionarios del Partido elegidos por voto popular, pero ese derecho no le da licencia para dirimir contradicciones internas, echando mano de escándalos mediáticos para tomar ventaja y romper la unidad partidaria, apropiándose de la ética para contraponerla a las decisiones democráticas de los organismos estatutariamente reconocidos. Se advierte la aspiración de hacer carrera a costa del interés colectivo en beneficio personal. Compartimos los términos de la declaración nacional al afirmar:

De acuerdo con los principios del Polo Democrático Alternativo, el Comité Ejecutivo Nacional ratifica su disposición de colaborar para que las autoridades judiciales del país y la Comisión de Ética del Polo investiguen a cualquiera de sus dirigentes, en los términos que las leyes y los estatutos del Partido lo determinan.

Por estas consideraciones, y sabiendo que tanto Lucho Garzón como Samuel Moreno, han gobernado al margen del partido, lo principal está en juego, la defensa del Polo, asediado por quienes pretenden despojar al pueblo de una fuerza política de izquierda democrática, que no se doblegará ante sus enemigos. Por eso la coordinación departamental del Polo de Cundinamarca, respalda la declaración unánimemente aprobada por el Comité Ejecutivo Nacional el pasado 25 de octubre y llama a sus militantes y amigos a continuar apoyando las luchas de la población en defensa de sus intereses y promover las asambleas para fortalecer las coordinadoras municipales y por ningún motivo permitir que el partido se paralice en el cumplimiento de sus deberes.

JORGE GÓMEZ, coordinador.

LILIANA GARCÍA, secretaria Ad-hoc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *