02/08/2021

El Plan Sectorial de Educación y la Defensa de lo Público Estatal

Editorial a cargo de María Antonieta Cano 20 de enero de 2013


El Plan Sectorial de Educación en Bogotá ha suscitado diferentes interpretaciones que, en algunos casos, pasan por identificarlo con la puesta en práctica de la política orientada desde el Plan Nacional de Desarrollo Santista , y otras posturas que plantean diferencias sustanciales que se distancian de la política neoliberal del gobierno nacional. Por lo tanto, es necesario abordar puntualmente algunos elementos que integran el Plan Sectorial de Educación en Bogotá y valorar sus implicaciones en el desarrollo de la política educativa en la ciudad.

En primer lugar, existen muchas dudas sobre la forma de contratación y las condiciones laborales como van a ser vinculadoslos 8 mil profesores. En esto, la ADE exige a la administración el respeto a la profesión docente y al trabajo digno con salario decente. Lo que impone la SED es la desregulación de los docentes al implementar las horas extras y la tercerización por la vía de operadores como Compensar, Cafam y el IDRD. 

La ADE rechaza cualquier intento de tercerización en la contratación de los docentes y le exige a la SED que los nuevos docentes ingresen con la garantía de la estabilidad laboral que permite el nombramiento de los docentes en propiedad en la Planta Distrital, financiada con recursos propios.

Sobre el Preescolar de 3 a 5 años, es importante reiterar la necesidad de asumir la responsabilidad del sector oficial con la educación de los niños. Con respecto a lo que plantea la SED, hay varios planteamientos: primero, la población en edad de preescolar es de 300 mil niños, el sistema educativo distrital actual atiende a 70 mil niños en grado cero y el plan sólo contempla la inclusión de 50 mil nuevos. Si se cumple, el déficit seguirá siendo de 190 mil niños sin acceso a la educación formal. Segundo, la promesa de la campaña del alcalde Petro de construir mil jardines quedó reducida a la adecuación de unos colegios distritales y a la adecuación de unas casas aledañas, según lo ha anunciado el secretario. Y tercero, los nuevos docentes para este nivel educativo tendrán una jornada laboral de 40 horas semanales, sin claridad acerca de su estabilidad, régimen laboral y salario.

La SED debe asumir directamente,sin intermediarios,esta responsabilidad. Para esta importante etapa de la infancia, la ADE considera que es prioritario acondicionar una planta física adecuada en instituciones distritales y una nómina distrital de docentes altamente calificadospara esta noble labor y con plena estabilidad laboral. La ADE rechaza cualquier tipo de entrega a terceros de esta responsabilidad del Estado en la orientación creativa e intelectual de su población infantil.

Sobre las cuarenta horas, la ADE considera que no existe un sustento ni pedagógico ni legal que atienda a los intereses particulares de las instituciones y sus comunidades en el desarrollo del PEI y la autonomía institucional. El plan desdibuja la aspiración de los maestros a una jornada única y establece como caricatura de ésta, la Jornada Extendida. Esta medida implica ampliar la jornada laboral docente de treinta a cuarenta horas semanales sin que se garantice el reajuste salarial correspondiente y sin que se contemple la ampliación de la planta de personal y de infraestructura. Lo que impone la SED es la desregulación de los docentes al implementar las horas extras y la tercerización por la vía de operadores como Compensar, Cafam, Colsubsidio o el IDRD. 

Se acude a distractores que evaden la discusión en torno a la calidad de la educación basadaen la circulación del conocimiento científico y humanista para el desarrollo del ser humano en el marco de la necesidad y la exigencia académica. El plan plantea 50 colegios con jornada única que, a juicio de la ADE, abre la posibilidad de ampliar la jornada laboral en el futuro, sin afrontar la discusión de un salario digno profesional docente y mejores condiciones laborales. 

No se ataca el hacinamiento. Por el contrario, ahora se pretende utilizar las horas extras para impulsar en forma precipitada el refuerzo y la promoción de estudiantes con dificultades, reviviendo la promoción automática, que profundizó la mediocridad en los colegios y escuelas. Recordemos el triste y dañino decreto 230.

Sobre privatización,La Asociación Distrital de Educadores no comparte que se destine un billón de pesos para atender los subsidios a la demanda,lo que privatiza la educación por la vía de los cuestionados convenios y concesiones educativas. Esta política va en contravía de la defensa de lo público, planteada en el Plan de Desarrollo del Alcalde Petro. 

Mientras en el sector público hay 70 mil cupos disponibles, los colegios por convenio se llevan 111 mil cupos y los colegios por concesión otros 40 mil estudiantes, con las consecuencias que esto trae para la planta de personal del Distrito. La situación se agrava ante el anuncio de la prórroga de los contratos que deben terminar en 2014. Exigimos que estos colegios sean reintegrados al sistema público estatal con docentes vinculados por concurso y en propiedad.

La ADE ha exigido repetidamente en diferentes espacios que los colegios concesionados sean reintegrados a la administración distrital tan pronto culminen estos contratos y se nombre a los docentes correspondientes.

La ADE seguirá indeclinablemente luchando por la defensa de la educación pública y los derechos de los educadores y las educadoras. En consecuencia, la ADE apoyará las iniciativas que garanticen estos principios, pero también continuará cuestionando la política entreguista y privatizadora.

Desde la organización sindical consideramos que los recursos podrían destinarse a rediseñar un nuevo modelo que rompa con los parámetros de relación estudiantes-maestro en la propuesta de demostrar que el hacinamiento y las sobrecargas laborales y de gestión administrativa son causas de la crisis educativa en Colombia, enmarcados en la desfinanciación, la contratación, la mercantilización y la privatización de la educación.

La ADE alerta a los maestros del Distrito sobre los peligros que acechan a la educación pública. Junto con la Federación Colombiana de Educadores y el resto de sus treinta y cuatro sindicatos filiales, nos disponemos a preparar nuevas batallas en defensa del más importante de los derechos del pueblo colombiano.

 

María Antonieta Cano Acosta
Docente SED.
Junta Directiva de la ADE-Asociación Distrital de Educadores
Secretaria de asuntos intergremiales
Twitter @antonietacano
No olvide escuchar el programa radial Tribuna Magisterial que se transmite todos los domingos desde las nueve y media de la mañana en el dial 930 AM La voz de Bogotá,Todelar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *