04/08/2021

El debate en el Polo debe respetar la verdad

Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá, febrero 8 de 2011

Parlamentaria andina, GLORIA FLÓREZ

Senador, LUIS CARLOS AVELLANEDA

Senador, JORGE GUEVARA

Ref. El debate en el Polo debe respetar la verdad.

Cordial saludo:

Ante la equivocada insistencia de ustedes de atacar públicamente a los demás dirigentes del Polo Democrático Alternativo y las decisiones del Partido –agresiones que azuza y celebra la derecha que intenta destruir al Polo–, me veo en la obligación de comentar sus afirmaciones.

Faltan a la verdad en materia grave cuando dicen que la “mayoría” de la Dirección Nacional del Polo, entre la que me cuento, “pretendió imponer el silencio sobre el tema de la alcaldía” de Bogotá (Feb.06.11). Ustedes saben que eso no es cierto, como pueden confirmarlo los 230 asistentes al evento. También saben que en la sesión inaugural, por unanimidad, se aprobó que Luis Carlos Avellaneda hablara sobre la alcaldía el tiempo que solicitó. Y saben que en la Comisión Nº 3 se debatió sobre ese caso e intervinieron tres de ustedes, además de otros críticos. Jorge Guevara no pidió la palabra.

Además, ustedes saben que en la segunda sesión plenaria de la Dirección Nacional se trató el tema de Bogotá en los términos que quisieron los asistentes, y que si ustedes no opinaron fue porque se salieron del evento. En la Declaración Política aprobada, en la parte que toca con la alcaldía de Bogotá, entre otras cosas, se dice: “‘La corrupción y el clientelismo son prácticas incongruentes e incompatibles’” con el Polo, “por eso estamos muy atentos a las investigaciones que avanzan sobre este tema de parte de distintos entes de control internos y externos al partido. Dado el caso y siempre respetando el debido proceso, plantearemos las sanciones necesarias”.

De otra parte, dice mucho que en su comunicado ataquen de la peor manera al Polo y a sus dirigentes, pero que no le hagan la menor crítica, ni una sola, al gobierno de Juan Manuel Santos, con el que se disponen a llegar a acuerdos desconociendo la decisión estatutaria del Partido. Y constituye una desproporción antidemocrática, también violatoria de los estatutos del Polo, su insistencia en obligar a la mayoría del Polo a pensar como ustedes, que son minoría en el Partido.

Ustedes acertaron cuando decidieron quedarse en el Polo. Pero se equivocan en grado sumo cuando quieren imponer que el Partido siga las ideas de Gustavo Petro, quien se fue a montar un proyecto contrario al de la unidad de la izquierda democrática.

Atentamente,

Jorge Enrique Robledo

Senador PDA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *