04/08/2021

EE. UU. moviliza su flota y congela 30 mil millones de dólares libios

Washington considera ordenar una zona de exclusión aérea para que Gadafi no bombardee a civiles. La presión internacional contra el régimen de Gadafi se ha intensificado en las últimas horas, particularmente por parte de los Estados Unidos que no sólo anunció la movilización de sus naves en el mediterráneo, sino que ha decidido bloquear 30 mil millones de dólares de activos libios. Además, Estados Unidos y sus aliados amenazaron con establecer zonas de exclusión aérea al régimen de Gadafi para disuadirlo de que no siga ordenando el bombardeo de civiles. Las zonas de exclusión aérea son medidas similares a las que se adoptaron contra el régimen de Sadam Husein en Irak, para prevenir ataques contra la población Kurda. El Pentágono decidió “reubicar” fuerzas navales y aéreas en la región del Mediterráneo y el norte de África para estar preparado ante cualquier opción u orden que pueda tener que llevar a cabo de manera rápida por la rebelión en Libia. El portavoz del Pentágono, el coronel David Lapan, indicó a la cadena CNN que el Departamento de Defensa está “reposicionando” algunas unidades de las fuerzas navales y aéreas en la región cercana a Libia por si se requiere su intervención, pero no reveló para qué podrían ser necesitadas. Las Fuerzas Armadas de EE. UU. tienen una presencia regular en la zona. El Gobierno de EE. UU. ha dicho que “todas las opciones están sobre la mesa” para lograr que cese la violenta represión en Libia, por lo que también el Pentágono está trabajando en varias opciones y planes de contingencia. Tras conocerse la noticia, la oposición libia rechazó toda operación militar extranjeras para terminar con el régimen del coronel Muamar Gadafi, una alternativa que, según los líderes rebeldes, les quitaría legitimidad de cara al futuro, a pesar de los ofrecimientos de la comunidad internacional. “El resto de Libia será liberado por el pueblo libio“, afirmó en Bengasi el portavoz del comité de la revolución Abdelhafez Ghoqa, rechazando “toda injerencia u operación militar extranjera”. El pueblo me ama Por su parte, el líder libio Muamar Gadafi afirmó: “todo mi pueblo me adora”, durante una entrevista con la cadena de televisión estadounidense ABC. “Todo mi pueblo me adora. Morirían por protegerme”, dijo el líder libio, según escribió en su twitter el periodista de ABC Christiane Amanpour. Gadafi rechazó reconocer la existencia de manifestaciones en las calles de Tripoli, detalló el periodista en otro mensaje. La BBC también participó en la entrevista. La insurrección contra Gadafi controlaba el lunes el este y muchas ciudades del oeste de Libia, así como la mayoría de los pozos petroleros, y contaba con el apoyo creciente de la comunidad internacional, que reforzó sus sanciones contra el régimen. Negociar con los rebeldes Muamar Gadafi ordenó al jefe de servicios secretos extranjeros, Buzid Durda, dialogar con los dirigentes rebeldes de la parte oriental del país. Según un corresponsal de la cadena Al Yazira, Gadafi ha intentado abrir canales de contacto con los jefes de las tribus, pero éstos han rechazado negociar con él (Video de lo que era la casa de Muamar Gadafi). El canal afirma, citando fuentes de la oposición, que el todavía líder libio ha reemplazado al número dos de los servicios secretos exteriores, el coronel Abdalá Senusi -que comandaba sus fuerzas leales y fue apartado hoy del poder- por Mansur Dau El Qahsi. El anunció de los posible negocios se da momentos después de que EE. UU. anunciara que no excluye ninguna opción para derrocar a Gadafi. La secretaria de Estado de EE. UU., Hillary Clinton, aseguró que todas las opciones están sobre la mesa para derrocar al líder libio, Muamar Gadafi, por la violenta represión llevada a cabo contra las revueltas en su país. “Seguimos explorando todas las acciones posibles. Nada está excluido de la mesa”, señaló Clinton, al intervenir este lunes ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en el que pidió a los países que aprueben medidas que se sumen a las ya aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU, como el embargo de armas y la congelación de los bienes del dirigente libio. “Estamos trabajando con la ONU, con la Cruz Roja y otras organizaciones para buscar una solución humanitaria a la crisis libia, pero al mismo tiempo seguimos explorando otras acciones”, indicó. La funcionaria estadounidense acusó a Gadafi de utilizar “mercenarios y matones” para suprimir a su propio pueblo y dijo que el líder libio debe renunciar de inmediato. “Gaddafi y quienes lo rodean deben ser responsabilizados de estos actos que violan las obligaciones legales internacionales y la decencia común”, declaró Clinton. Y agregó que “‘es tiempo de que Gaddafi se vaya, ahora, sin más violencia o demora”. La Unión Europea aprueba sanciones contra el régimen de Gadafi Los Gobiernos de la Unión Europea aprobaron el lunes un paquete de sanciones contra el líder libio Muamar Gadafi y su administración, incluyendo un embargo de armas y prohibiciones de viajes al bloque. Los Estados de la UE también dijeron que congelarían los activos de Gadafi, su familia y sus aliados en el Gobierno, y prohibirían la venta de productos como gas lacrimógeno y equipos antimotines que puedan ser usados contra manifestantes, informaron diplomáticos. La decisión, aprobada en una reunión de ministros en Bruselas, fue adoptada para garantizar que las medidas entren en vigencia lo más pronto posible, agregaron. Opositores derribaron dos helicópteros de las fuerzas de Gadafi Dos helicópteros de las fuerzas leales a Muamar Gadafi fueron derribados hoy cerca de la ciudad de Misrata, a unos 200 kilómetros al oriente de Trípoli, según afirmó el abogado Abdel Baset Merziq a la cadena de televisión Al Arabiya. Merziq explicó que el primer helicóptero fue abatido antes de que disparase pero que el segundo lanzó tres misiles, que no causaron víctimas, antes de ser derribado cerca de Misrata, la tercera ciudad del país, en poder de los rebeldes. El abogado, que es también miembro del comité revolucionario de Misrata, dijo que los dos aparatos intentaban bombardear la sede de la emisora de radio local, utilizada por los rebeldes para difundir mensajes de ánimo y contra Gadafi a la población. El primer helicóptero fue alcanzado antes de que pudiese lanzar su ataque mientras que el segundo consiguió disparar tres misiles, que no alcanzaron su objetivo, antes de ser derribado, probablemente por baterías antiaéreas. Merziq indicó que las fuerzas leales a Gadafi, que se encuentran posicionadas alrededor de la ciudad, dispararon en la noche del domingo sobre civiles, causando un muerto y muchos heridos. Por su parte, el activista político Meftah Abdelhamid aseguró a la cadena de televisión qatarí Al Yazira que Misrata está bajo control de los rebeldes desde hace más de una semana. Abelhamid señaló que un batallón dirigido por uno de los hijos de Gadafi ha ocupado una escuela de la aviación militar, al suroccidente de la ciudad, y mantiene en su poder como rehenes a numerosos estudiantes. El activista añadió que los rebeldes lanzan regularmente ataques contra ese batallón, sin que hayan podido hasta el momento liberar a los rehenes. El control de Misrata -junto al de la ciudad de Zauiya, cercana a Trípoli y con un importante pozo de petróleo- representa una de las principales claves para la evolución del conflicto. Según, declaró el abogado Merziq en otra nueva conexión con Al Arabiya, entre 400 y 600 estudiantes han sido tomados como rehenes en la escuela de aviación militar cerca de Misrata. Algunos de ellos han conseguido escapar, pero la mayoría continúa aún en poder de las fuerzas leales a Gadafi, quienes les han instado a unirse a ellos para combatir a los rebeldes. Merziq afirmó que existe un riesgo real de ejecución de los estudiantes si rechazan sumarse a las fuerzas pro régimen. Por su parte, un avión de las fuerzas aéreas libias fieles a Muamar el Gadafi bombardeó hoy un depósito de armas cerca del cuartel de Hania, en la región de Edjibiya, cerca de 200 kilómetros al occidente de Bengasi, la segunda ciudad del país bajo control de los rebeldes, según informó el corresponsal de la cadena qatarí Al Yazira. Libia deja atrás el culto a Gaddafi y se mofa de él El este de Libia, que vivió atemorizado durante cuatro décadas por el gobierno opresivo de Muamar Gadafi, está ahora inundado de caricaturas y bromas sobre el líder, lo que ayuda a la población a dejar atrás el culto a su personalidad y el temor hacia su aparato de seguridad. En Bengasi, la segunda ciudad libia, una caricatura en la pared de un edificio estatal retrata al dirigente libio como ‘superladrón’, con un traje de Superman con el símbolo del dólar en el pecho en vez de la ‘S’ y otra lo muestra dentro de un cubo de basura que lleva escrita la palabra ‘historia’. Tras 41 años de poder absoluto, Gadafi ha visto cómo su poder ha ido disminuyendo ante una oleada de protestas, pese a sus desafiantes apariciones en televisión la semana pasada, una de ellas realizada en una furgoneta y con un gran paraguas. La población dice que las bromas en el este de Libia han sido tan exageradas porque llegan como consecuencia del enorme miedo al Gobierno de Gadafi y a sus fuerzas de seguridad, además de por la casi inexistente oposición. El excéntrico estilo de Gadafi, su gusto por los trajes sueltos o uniformes militares y por guardaespaldas femeninas, ha dado a los dibujantes y el pueblo mucho material para mofarse. En el paseo marítimo de Bengasi, un joven ataviado con una peluca descuidada a lo Gaddafi, gafas de aviador y un paraguas se paseaba en la parte trasera de un camión, algo que casi paralizó el tráfico ante la risa de los presentes y el pitido de los coches. “Estamos desahogándonos, expresándonos. No sólo cometió crímenes militares, sino contra nuestras mentes”, dijo la profesora Fatima al-Shaksy, de 42 años. REUTERS y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *