04/08/2021

A Raúl Arroyave Arango

Gustavo Triana, Secretario General del MOIR, Bogotá, 27 de enero de 2011

Nos convocamos aquí para rendir homenaje a la vida y obra del compañero Raúl Arroyave Arango, a su compromiso militante con la soberanía de la nación y con la causa de las clases desposeídas y explotadas, a su inigualable comportamiento solidario y fraterno, a su vida sencilla, su trabajo duro y constante, a su rigurosidad en los planteamientos y su intransigencia en la defensa de sus ideas y compromisos.

Para Raúl nunca hubo tarea pequeña o despreciable cuando de defender la causa y las organizaciones de los desposeídos se trataba. Al vender un periódico o repartir un hoja puerta a puerta, organizar una reunión barrial o veredal, hacer o acompañar una huelga, una manifestación, un mitin de campaña electoral, dictar una charla o dar un debate en los más encumbrados escenarios nacionales e internacionales, siempre actuó con exigencia y conocimiento cierto de la causa a defender, con comprensión plena de la meta proyectada y, por supuesto, con lealtad a una correcta línea de masas.

Fue Raúl un dirigente sindical y de la izquierda que brilló por sus conocimientos, su método y su inagotable entusiasmo por la lucha social y política. Apasionado lector, estudioso de la historia nacional y universal, animoso formador de la juventud, amante de la música, en resumen un digno representante de la clase obrera colombiana, culto, revolucionario y hombre de partido. Se haría extenso enumerar todas las calidades y ejecutorias del camarada que hoy despedimos.

En tan difícil momento que vive la patria y ante la exigente tarea que nos toca a los polistas, basta con que emulemos la ejemplar militancia de Raúl en las organizaciones que fueron escenario de su enaltecedora conducta: Aducesar, Fecode, CUT, nuestra tendencia el MOIR y nuestro partido el Polo Democrático Alternativo. En todas defendió con ahínco un programa mínimo que resumiera la centenaria reivindicación de hacer de Colombia una nación soberana y democrática, y unas normas de funcionamiento elementales, pero efectivas, para garantizar la permanencia y el fortalecimiento de esas organizaciones.

Estos requisitos básicos alumbraron la exitosa labor de Raúl en su paso por la lucha social y política, los mismos que hoy reclamamos como premisa para que las clases sociales que le apuestan a lograr la independencia de la nación y a combatir la desigualdad y el atraso que la agobian, conduzcan con éxito el más amplio frente de resistencia contra las políticas del imperialismo y la conducta lacaya del puñado de oligarcas que las alcahuetean, hoy retratados en la manguala de la Unidad Nacional de Juan Manuel Santos.

Los integrantes de nuestra tendencia en el Polo Democrático Alternativo, reafirmamos en este extraordinario acto, ante tan gratificante y selecta compañía, que no desfalleceremos en la defensa de los propósitos programáticos del Ideario de Unidad y en la preservación y fortalecimiento de la organización más avanzada con que haya contado la izquierda colombiana.

Ratificamos, ante ustedes, los que fraternalmente comparten con nosotros la pena que significa perder al camarada, al esposo y al padre, nuestra inflexible postura de contribuir a hacer del Polo Democrático Alternativo el partido que redimirá a la nación y labrará un futuro halagüeño para todas las clases laboriosas del campo y la ciudad.

A nombre del MOIR, de nuestro senador Jorge Enrique Robledo, de nuestros diputados Jorge Gómez, Roberto Schmalbach, Luis Fuentes y Alonso Orozco, de la esposa de Raúl, nuestra camarada Ruby Toro y de sus hijos, Lorena, Leslie, Lauren y Sebastián, gracias por tan sentido acompañamiento.

Las manifestaciones de solidaridad y reconocimiento que hemos recibido de todos los rincones de la patria, y de no pocas organizaciones hermanas de otros países, son también de ustedes, los compañeros de Raúl en el movimiento sindical colombiano y en su partido el Polo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *