27/09/2021

Santos sí se tomó las CAR

Oficina de Prensa Senador Jorge Enrique Robledo, Bogotá, 26 de enero de 2011

La emergencia económica como pretexto neoliberal. Las CAR quedaron como aparato de bolsillo del Presidente. Se viola la Constitución. Menos controles ambientales a la gran minería. Decreto del 5 de agosto pasado muestra lo que quieren Uribe y Santos.

Conocido el decreto de intervención de las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) se confirma que el gobierno sí se aprovechó del desastre invernal para tomárselas. La reforma destituye a dos de los actuales directores de las CAR, que serán reemplazados por los que indique el Presidente de la República y desde el 2012 nombrará al resto. Además, el gobierno también se quedó con la mayoría en los Consejos Directivos de las corporaciones. Así, Juan Manuel Santos definirá a su antojo la política ambiental de las CAR, cosa que es ilegal porque les viola la autonomía que les confiere la Constitución, y se queda también con la capacidad para determinar la contratación y la nómina.

En el decreto el gobierno desnuda su manipulación. Porque primero dice que el desastre invernal era imprevisible, con lo que se absuelve por su negligencia y justifica la emergencia económica, pero luego le echa la culpa del desastre a las CAR. Para el senador del Polo Democrático Alternativo, las CAR como aparato de bolsillo de Santos no podrán defender los intereses medioambientales de las regiones, como ha sucedido en Tolima frente al proyecto de gran minería de la AngloGold Ashanti.

Lo que quiere Santos, que también lo intentó Uribe, se desnuda por el Decreto 2820 del 5 de agosto de 2010, en el empalme de los dos gobiernos. Ese decreto les quitó a las CAR la función de otorgar licencias, concesiones y permisos a los proyectos de gran minería e hidrocarburos en la etapa de exploración, para entregarle esta potestad al Ministerio de Ambiente.

El senador Robledo reiteró que, excusándose en la tragedia de millones de colombianos, el gobierno impone una especie de dictadura constitucional, pasa por encima del Congreso y profundiza las políticas sociales y económicas neoliberales que ya venían del gobierno de Álvaro Uribe.

Robledo denunció que el rumbo de los asuntos medioambientales también lo ilustra el Decreto 1469 de 2010 que permite que se otorguen licencias urbanísticas para construir en zonas de alto riesgo o amenaza alta.

Que lo que haya que mal en las CAR, pues que se resuelva, pero no violando la Constitución ni despojándolas de los aspectos positivos de su estructura institucional.

1 comentario en «Santos sí se tomó las CAR»

  1. Da tristeza ver como nuestros gobernantes se abren cada vez mas de piernas ante las trasnacionales llenandosen sus propios bolsillos a costa del saqueo inminente de nuestras riquezas naturales.
    para que esto cambie el pueblo colombiano comera mucha mierda y ese dia que lleque es cuando canmbie las cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *