24/07/2021

El Foro de la desgracia ajena

Libardo Gómez Sánchez, Diario del Huila, Neiva, enero 24 de 2011

A los 1560 msnm se localiza una bella población Alpina, Davos la más alta de Europa, escenario de diversas competencias deportivas de invierno en la nieve, en la que sus habitantes y visitantes se comunican en diversas lenguas, sede de un evento financiado por las grandes multinacionales del planeta que forman una membrecía, conocido como el “Foro Económico Mundial”.

Además de grandes empresarios, allí concurren jefes de Estado para exponer las ventajas que sus naciones ofrecen a los inversionistas; precisamente en la reunión que se celebra en la última semana de enero del 2011, el presidente Santos asistirá para invitar a las compañías mineras a explotar los recursos naturales de nuestro subsuelo, pues la legislación vigente y la que se haya en curso, la convierten en un paraíso para los inversionistas y en un infierno para los colombianos. Les contará, que a quienes quieran venir a explotar oro, por ejemplo, tan solo les corresponderá cancelar menos de un 2% de la riqueza encontrada, por el sinnúmero de privilegios fiscales, laborales y los términos de las concesiones que se entregan; ahora podrá agregar que aprovechando la desgracia de los afectados por la ola invernal, ocasionada por la indiferencia y la indolencia oficial que estaba advertida de la inminencia del crecimiento de las lluvias y sus efectos letales, amparado en la tragedia, acaba de tomar el control de las Corporaciones Regionales responsables de la protección del Medio Ambiente, para facilitar el trámite de las licencias que se requieran sin que medie ningún obstáculo, dado que la mayoría de los profesionales que laboran en ellas han evaluado negativamente los proyectos de explotación a cielo abierto en que se encuentran empecinadas multinacionales de la minería.

Saturio en Condoto en el Litoral del San Juan, una de las regiones de mayor índice pluviométrico del planeta, sumergido en la riqueza del oro y el platino no tiene idea de las repercusiones que en su vida tienen eventos como el que se realiza en la ciudad Suiza, igual le ocurre a Ismael el alegre cajamarcuno que labra un trozo de tierra en el cañón de Anaime una despensa inimaginable de comida o a Oscar el pingo que amanece con la mágica visión del frailejón en las inmediaciones de la laguna del ojo y la del buey o cualquiera de las demás que irrigan el Páramo de Santurban.

Los ricos del orbe en Davos, en medio de la opulencia de los Alpes Suizos, del caviar y el champán, confirmarán que Santos es un peón muy útil en sus planes de inversión, sin importar los nocivos efectos que ellos tengan en la estabilidad del globo terráqueo. Ahora sus mayores preocupaciones, no son ambientales, giran es en torno a la agria disputa por el control de mercados, que cada día toma visos más preocupantes; la frase del primer ministro chino previa a su visita reciente a los Estados Unidos, en el sentido de que el actual sistema monetario es cosa del pasado, indica que están contados los días en que acepten la emisión de dólares sin respaldo y que se continúe empleando esta divisa como moneda de cambio en el comercio internacional. Un nuevo orden económico está por abrirse paso, lo que agudizará las contradicciones entre las potencias que prevalecen y las que comienzan a emerger. En esa disputa entre colosos, se presenta un momento propicio para que los sectores patrióticos aboguen por el respeto a la soberanía y adelanten una política de aprovechamiento de nuestros recursos en beneficio de la nación, sus empresarios y la gente del trabajo; esto por supuesto no está en la agenda de la “Unidad Nacional”, pues molestaría a los contertulios de Davos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *