TRIBUNA MAGISTERIAL:  SUMÉMONOS DECIDIDAMENTE AL PARO NACIONAL

TRIBUNA MAGISTERIAL: SUMÉMONOS DECIDIDAMENTE AL PARO NACIONAL

Bogotá D.C., 09 de mayo 2017

Nada más revelador de la política que Santos adelanta contra la educación pública, los estudiantes y los educadores, que analizar las poderosas razones que llevaron a la Junta Nacional de nuestra Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, FECODE, a fijar la hora cero del paro para el 11 de mayo:

El Gobierno, a la par que cubre de prebendas a las multinacionales y el capital financiero, de mermelada a sus amigotes de la Unidad Nacional, que se regodea en la corrupción de Odebrecht y Reficar, y castiga a las clases populares y medias con la reforma tributaria, ha desfinanciado la educación pública con premeditación y alevosía, de tal manera que, no contento con haberle arrebatado 83 billones de pesos entre 2001 y 2016, este año ha permitido que haya un faltante de quinientos mil millones de pesos y un billón cien mil millones para el 2018, destinados al pago de salarios y prestaciones. Un millón y medio de niño y jóvenes están sin estudiar, otro millón y medio de niños de los estratos 1, 2 y 3 están pagando matrículas y pensiones en colegios privados. El Estado no financia ni la mitad de la canasta educativa con lo que mantiene en la pobreza a los colegios públicos y a los educadores. La jornada única está desfinanciada, razón por la cual no acepta asumir la responsabilidad de la alimentación escolar, la construcción previa de la infraestructura necesaria y respetar los derechos laborales de los educadores. Ni siquiera las metas que se impuso para congraciarse con la OCDE las cumplirá.

Con el Decreto 490 el Gobierno creó el cargo de docente líder de apoyo para wordpress aumentar el tiempo de trabajo con estudiantes a 40 horas semanales y negar por completo la autonomía escolar y la libertad de cátedra, precariza aún más la situación de los provisionales e impone un reaccionario manual de funciones, para sólo mencionar algunos aspectos de ese nefasto decreto. Con el Decreto 915 le arrebata a los docentes con derechos de carrera la permanencia en el nivel adquirido e impone un examen diseñado contra la educación y los educadores.  No acepta que haya cursos de formación en el proceso de ascenso  de los docentes del 1278.

Se niega tajantemente a reconocer la Bonificación por Servicios Prestados, que le paga a todos los empleados estatales menos a los maestros. Tampoco quiere negociar la nivelación de los años 2020 y 2021, pese a que fue acordada hace dos años, ni pagar las deudas con el magisterio por diversos conceptos. Por si ello fuera poco no se ha dignado atender la petición de utilizar el principio de proporcionalidad para la liquidación de la prima  de vacaciones.

Los servicios de salud se debaten en las peores condiciones de la historia reciente ante la mirada impávida del Gobierno, que alcahuetea la violación de los contratos, poniendo en peligro la salud y la vida de un millón de personas.

La lucha del magisterio se da en medio de una profunda crisis social que se expresa en el paro del Chocó, las movilizaciones de los taxistas, de los habitantes de Buenaventura y Barrancabermeja, de las justas protestas de los trabajadores estatales y de los reclamos de agricultores, mineros e industriales nacionales.

 

¡VIVA EL PARO NACIONAL DEL MAGISTERIO!

¡ABAJO EL GOBIERNO DE SANTOS!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *