El magisterio se apresta para un nuevo período de lucha

Álvaro Morales Sánchez
Segundo Vicepresidente de FECODE
Concluyó el pasado viernes 15 de febrero en Bogotá la primera reunión en 2013 de la Junta Nacional de FECODE, que congrega a los presidentes y delegados de sus 34 sindicatos filiales y al Comité Ejecutivo. A lo largo de tres días este organismo de dirección sindical de los docentes colombianos deliberó acerca de los temas centrales que discutirán los 302 delegados oficiales a la XIX Asamblea General Federal que se llevará a cabo desde el 4 hasta el 7 de marzo próximo en Paipa, Boyacá. Los temas de este Congreso Federal son: Coyuntura Política Nacional e Internacional, Política Educativa Nacional, Movimiento Pedagógico, Proyecto Educativo y Pedagógico Alternativo, Estatuto Docente Único, Pliego Nacional de Peticiones del Magisterio Colombiano, Unidad Sindical del Sector Educativo, Reforma Estatutaria de la Federación, Plan de Acción 2013, Convocatoria a Elección de Comité Ejecutivo para el período 2013-2016, Situación Organizativa y Financiera de FECODE. La Junta Nacional trabajó en tres comisiones y dos sesiones plenarias alrededor de estos temas, de las cuales salieron los elementos centrales que serán puestos a consideración de los asambleístas en marzo.
La agudización de la crisis del modelo neoliberal en el mundo, que se ensaña con los derechos de los trabajadores y de los sectores populares, sumada a los desmanes del gobierno santista contra las mayorías en nuestro país, obligan al pueblo colombiano a organizar acciones de movilización para confrontar las medidas gubernamentales. Abierto favorecimiento a los intereses de las grandes corporaciones multinacionales y los monopolios criollos y recorte de los derechos de los trabajadores y los sectores populares es la impronta del gobierno santista en todos los órdenes, tal como se ha evidenciado en el Plan Nacional de Desarrollo con sus cinco locomotoras, las leyes de Presupuesto Nacional de 2011, 2012 y 2013, la reforma tributaria y todas las leyes aprobadas por la gobiernista Unidad Nacional en el Congreso de la República, más los anuncios de nuevas reformas como la del régimen de pensiones y la de la salud. Agreguemos que en la educación pública se agudiza cada día más la crisis originada en el recorte de recursos ordenado por las reformas constitucionales de 2001 y 2007, con disminución de plantas de personal docente y administrativo, hacinamiento de estudiantes en las aulas, aumento de jornada de trabajo y acoso laboral a los docentes, regresivo régimen laboral para los docentes nuevos con el decreto 1278 y recorte generalizado de derechos a los educadores. Todos estos elementos permitieron a la Junta Nacional determinar que no hay motivos para modificar la declaratoria de oposición total al régimen santista que ha mantenido FECODE desde los inicios de este gobierno y esa será la posición que en materia política llevará al XIX Congreso Federal para que sus delegados la adopten por unanimidad.
En lo relativo al Estatuto Docente Único la Junta Nacional acordó modificar el proyecto que FECODE presentará a la Comisión Tripartita, en el sentido de no incluir ningún tipo de sanción para quienes tengan resultados negativos en la evaluación de desempeño, que tendrá carácter exclusivamente diagnóstico y formativo. La integridad del texto de este proyecto será sometido a examen y aprobación del Congreso Federal. El Plan de Acción que se llevará al Congreso contempla la preparación de jornadas de movilización y lucha para acompañar la discusión del proyecto de Estatuto Docente Único en la Comisión Tripartita y la negociación del Pliego Nacional de Peticiones del Magisterio. Si el gobierno nacional mantiene una posición de intransigencia en estos escenarios y no se logra avanzar en nuestros propósitos reivindicativos, el magisterio deberá prepararse para un Paro Nacional antes de terminar el primer semestre de este año. La fecha y las características de este Paro serán definidas por la Junta Nacional de acuerdo con las circunstancias de la negociación. Otro factor clave del Plan de Acción es la necesaria acción conjunta con el resto del movimiento sindical, especialmente con los trabajadores estatales que han presentado Pliego Nacional Unificado de Peticiones en el que Fecode participa, y la solidaridad con sectores en conflicto como el de los trabajadores de El Cerrejón y los corteros de caña. En el sector educativo mantendremos alianza estratégica con los estudiantes de la MANE y los de secundaria y con los padres de familia en las batallas por defender la educación pública.
En la reforma Estatutaria que se propondrá al Congreso tiene lugar principal la propuesta de abrir las puertas de la Federación a los sindicatos que agrupan a trabajadores del sector educativo diferentes a los docentes de preescolar, primaria, secundaria y media, para construir una organización muy fuerte de todos los trabajadores de la educación colombiana. La implementación de esta reforma histórica estará a cargo del Comité Ejecutivo que se elija en la fecha que el Congreso decida, para lo cual la Junta Nacional acordó unánimemente mantener la propuesta de que se lleve a cabo el día 6 de junio de 2013.
El Movimiento Pedagógico con un nuevo impulso será una forma organizada de enfrentar la política educativa del gobierno. Las diferencias que nuestro colectivo Tribuna Magisterial tiene con otros sectores sobre el PEPA serán dirimidas en el Congreso Federal que deberá dotar a la Federación de una propuesta educativa.
Finalmente, los puntos gruesos del Pliego Nacional de Peticiones que la Junta Nacional acordó presentar al Congreso para su discusión y aprobación son:
Ø  Refinanciación y Sostenibilidad del Régimen de Salud del Magisterio
Ø  Incremento Salarial y Pago de Deudas
Ø  Fortalecimiento y Refinanciación del FNPSM
Ø  Cumplimiento de los Acuerdo Fecode-Gobierno
Ø  Modificación de las Evaluaciones de Desempeño y Competencias para eliminar su carácter sancionatorio
Ø  Congelación de la Privatización y Fortalecimiento de la Educación Pública
Cada uno de estos puntos tiene varios ítems que los desarrollan, que en definitiva recogen la problemática que agobia a la educación pública y de los docentes colombianos.
Con una dirección sindical nacional férreamente unida, el magisterio colombiano se apresta para un nuevo período de lucha por sus derechos y la defensa de la educación pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *