Autonomía y democracia escolar contra la celada neoliberal de las pruebas externas, sobre la evaluación de desempeño docente.

Autonomía y democracia escolar contra la celada neoliberal de las pruebas externas, sobre la evaluación de desempeño docente.

La reglamentación de la evaluación docente es una de las acciones más arteras de la contrarreforma educativa neoliberal, es una emboscada a  la evaluación de la educación pública montada por la panda de Uribe, Santos, continuada por Duque agenciando a la OCDE.

Germán Campos Gaona. Directivo ADIH, Tribuna Magisterial Huila, 10 de julio 2018

Desde la década del noventa del pasado siglo la meritocracia neoliberal instaurada por la Constitución de 1991, en su artículo 125 estableció “el ingreso a los cargos de carrera y el ascenso, así como el retiro se hará por calificación no satisfactoria en el desempeño del empleo” bajo el arbitrio omnipotente del MEN y la CNSC se propone arrasar con las libertades pedagógicas constitucionales, los capítulos de Currículo y Plan de Estudios y Evaluación, arremeter  contra la autonomía y la democracia escolar y recuperar el control del Estado sobre el currículo, conquistadas en la Ley 115 de 1994

Con este propósito, el Ministerio de Educación Nacional-MEN por decreto y la Comisión Nacional del Servicio Civil–CNSC y/o resolución, vienen arrogándose las funciones del Congreso de la República para legislar sobre el Sistema Nacional de Evaluación de la Educación, desacatando la Sentencia C-675 de 2005, pues a “motu proprio” al reglamentar el  Artículo 80 de la Ley 115 de 1994 que establece “El sistema diseñara y aplicará criterios y procedimientos para evaluar la calidad de la enseñanza que se imparte”; cambiando la evaluación por logros de los estudiantes por pruebas censales externas, SABER y PISA, y estableciendo a su arbitrio “el desempeño profesional del docente y los docentes directivos”, ahora en el marco de la obsecuencia y obsesión de Santos para el reciente ingreso de Colombia a la OCDE, rectora del neoliberalismo mundial.

En las postrimerías de su mandato Juan Manuel Santos, a manera de colofón de agradecimiento a quienes le apoyaron, ha promulgado las normas necesarias para completar la celada a la evaluación de la educación que iniciara como Ministro de Hacienda al prohijar el Acto Legislativo 01 de 2001 y el Decreto 230 de 2002 (Promoción automática), hasta crear las condiciones para sujetar la evaluación de desempeño docente a los resultados de los estudiantes a las pruebas externas y a los referentes de calidad del MEN, utilizando como “Caballo de Troya” el Decreto 501 de 2015 al focalizar la institución educativa en Jornada Única, y la Resolución 1000069325 de la CNSC que establece a partir de 2019 el protocolo de evaluación del personal del régimen DL 1278, ha sido concatenada a la política neoliberal de evaluación de desempeño docente mediante las metas e instrumentos institucionales de la Ley 909 de 2004, que regula el Empleo Público, la Carrera Administrativa, expedida en el gobierno de Uribe I. Esta felonía esta ingeniada para impedir el ascenso, el mejoramiento salarial y crear condiciones para “el retiro por calificación no satisfactoria en el desempeño”, estribada en la imposibilidad de buenos resultados de estudiantes a quienes se enseña y aprenden en condiciones y recursos institucionales, obligando a faltar a la ética, al ser evaluados con pruebas, procedimientos e instrumentos externos diferentes, estandarizados.

Ante esta dicotomía, se debe hacer política institucional, ejercer las libertades pedagógicas, la autonomía curricular y la democracia escolar, lograr la unidad de docentes y docentes directivos, tanto del DL 2277/79 como del DL 1278 de 2002; tener el poder en el Consejo Directivo para establecer objetivos, currículo, metas y criterios de evaluación institucional anual “de todo el personal docente y administrativo, de sus recursos pedagógicos y de su infraestructura física (…)[1].con respecto a su plan de estudios, criterios, procedimientos, instrumentos de evaluación y perfil de los estudiantes establecidos en su PEI.

Las acciones jurídicas y administrativas para hacer efectivos los mandatos legales sobre la evaluación de la educación solo contribuyen a facilitar las condiciones para la construcción del más amplio movimiento de los trabajadores de la educación contra la política educativa neoliberal. En particular, la acción jurídica debe estar dirigida a demandar la declaratoria de medidas cautelares de suspensión y la nulidad de los artículos del Decreto 1075 de 2015 que establecen las pruebas externas, índices y metas de calidad, que suplantan al Congreso de la República en su función de establecer por ley el Sistema Nacional de Evaluación de la Educación, vulnerando los mandatos y principios constitucionales sobre libertades pedagógicas y los fines y objetivos de la educación establecidos en la Ley 115/94.

La movilización debe evidenciar la catadura del contubernio entre los gobiernos de Uribe, Santos y sus secuaces para la entrega de la soberanía cultural y educativa y la lesión a las condiciones laborales del magisterio, dar al traste con ilusiones sobre acuerdos con “los mismos con las mismas”, que Duque se propone hacer efectiva “La Jornada Única todo el día y todos los días, sin condición alguna y estímulos a los docentes dependiendo de los resultados de sus estudiantes”. La movilización debe defender y hacer efectivo el logro de FECODE al quitarle al gobierno el control sobre el currículo y la evaluación de la educación, para garantizar el ascenso, reubicación salarial y estabilidad laboral; movilizar toda la comunidad educativa para desfocalizar la institución educativa del plan de jornada única.

UNIDAD, ORGANIZACIÓN, MOVILIZACIÓN Y LUCHA

 

En defensa de la soberanía, la producción y el trabajo nacional…

 

Por condiciones laborales dignas y justas…

 

Contra la trampa “de los mismos con las mismas” en la evaluación docente…

 

Invitación a apoyar a  TRIBUNA MAGISTERIAL HUILA
 
A Comité Ejecutivo CUT:   TIMOTEO ROMERO MORALES, Directivo CUT
           Celular 312 422 6974   email: timoteoromero65@yahoo.com
 
A Comité Ejecutivo FECODE: FRANCISCO TORRES MONTEALEGRE, Cel. 320 813 6986 
               LUISA FERNANDA OSPINA MADERA, Docente 1278, Presidenta SUTEQ,
                  Celular 315 306 5478, email: lfospinamadera@hotmail.com
 
A Congreso FECODE; GERMÁN CAMPOS GAONA, Celular 310 322 8528;  
                                      Email. germancamposg@gmail.com
 
CUT Huila: WILLIAM JAVIER TRUJILLO CAICEDO Cel. 315 2228899; Email: willytru20@hotmail.com

[1] Ley 115 de 1994, Artículo 84. Evaluación Institucional Anual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *